top of page
Buscar
  • Foto del escritorDr. Manuel Gudiño

Epilepsia y crisis convulsivas, lo que necesitas saber.



Imagine que está comiendo en su restaurante favorito y súbitamente la persona que está en la mesa de junto se cae al suelo inconsciente, usted voltea a ver qué sucedió y mira que esa persona ha desviado su cabeza y los ojos hacia un lado, se empieza a mover repetidamente contrayendo sus brazos y piernas de una forma descontrolada, pateando la silla y la mesa de la que se cayó, empieza a salir saliva teñida de sangre de su boca y posteriormente nota como esa persona se orina sobre sus pantalones. Todo eso ocurrió durante 2 o 3 minutos, sin embargo, para todos aquellos que lo presenciaron, se sintió como una eternidad. Una vez que todo eso termina, la persona despierta y se encuentra confundida, no sabe porqué se encuentra en el suelo y no sabe porqué tiene a mucha gente a su alrededor.


Imagine que se encuentra platicando con un amigo y de repente nota a su amigo con mirada perdida, se empieza a chupar los labios de manera repetida y mueve sus manos como si estuviera abrochando una camisa en el aire, todo eso dura algunos segundos y después su amigo sigue hablando con usted como si nada hubiera pasado. Usted le pregunta el porqué hizo todas esas acciones extrañas y su amigo no tiene idea de qué está usted diciendo, para él no ha ocurrido nada.


Ahora imagine que va caminando en la calle con su pareja y en esos instantes su pareja le dice que ve lucecitas de colores, color morado que aparecen y desaparecen, cierra los ojos y aún así las sigue viendo, todo eso dura algunos segundos y después como si nada hubiera pasado.


¿Qué cree que pasó en todas esas situaciones hipotéticas?, seguramente pensará que la primera situación es claramente una crisis convulsiva y las otras dos… quién sabe. Todos los ejemplos que acaba de leer son crisis convulsivas, absolutamente todos. La primera son crisis convulsivas generalizadas de tipo tónico-clónicas (las más famosas), el segundo caso son crisis convulsivas parciales complejas con automatismos y el último caso son crisis convulsivas parciales simples sensitivas visuales. El objetivo de ese ejercicio es enseñarle que hay muchísimos tipos de crisis convulsivas y no solo el común que todos conocemos, además cada tipo de crisis tiene un tratamiento diferente.


¿Qué hacer ante un crisis convulsiva? Su participación se debe limitar a poner de lado a la persona que esta convulsionando, observar todas las características de la crisis (posición del cuerpo y la cabeza, posición de los ojos, movimientos que realice el paciente, tiempo de duración de la crisis y los más detalles que pueda usted observar) ya que todo eso se lo preguntará su neurológo. NO debe introducir ningún objeto en la boca del paciente y mucho menos su dedo.

Importante saber que la epilepsia se define como 2 crisis convulsivas en días diferentes. Es decir que si usted presentó una sola crisis convulsiva, no tiene epilepsia, solo presentó una crisis y en la mayoría de los casos una crisis convulsiva única no requiere tratamiento médico. No así la epilepsia, ya que ésta requiere de tratamiento médico forzosamente.


Algunos estudios de protocolo que le solicitarán ante una crisis convulsiva son: estudios básicos de laboratorio, electroencefalograma y en ocasiones tomografía o resonancia magnética de cráneo. Lo anterior con objeto de tratar de dilucidar el porqué de la crisis convulsiva.


¿Porqué se da la epilepsia? Hasta el día de hoy se conocen 4 causas: por alguna alteración metabólica (mal funcionamiento de riñones, hígado, alteraciones de la glucosa, etc.), estructural (alguna hemorragia cerebral, infarto cerebral, traumatismo, etc.), de causa genética y por último de causa desconocida. Por el momento la mayoría de las epilepsias son de causa desconocida, se cree que en un futuro la mayoría de éstas serán de origen genético, sin embargo, hoy en día es imposible realizar un examen a todos los genes que podrían estar afectados y causar esta enfermedad.


¿Tiene cura? La epilepsia no tiene cura, los medicamentos tienen la función de disminuir la frecuencia e intensidad de las crisis, es decir, que el paciente convulsione lo menos posible.

Recuerde que si usted presenta crisis convulsivas o tiene epilepsia el especialista que debe visitar es un Neurólogo.


Si te interesa una consulta puedes escribirme a manuel@neurogc.com o comunicarte al (55) 2625-4046 para agendar una cita.



300 visualizaciones0 comentarios

Comments


bottom of page