top of page
Buscar
  • Foto del escritorDr. Manuel Gudiño

Enfermedad vascular cerebral, mejor conocido como infarto o embolia cerebral.

Actualizado: 7 ago 2018

En esta ocasión hablaremos un poco acerca de la enfermedad vascular cerebral o EVC, que es el término médico para referirse a lo que comúnmente llamamos infarto o embolia cerebral. Y si cree que es un tema de poco interés o relevancia, voy a comenzar diciéndole que de acuerdo al INEGI el EVC es la 4ta causa de mortalidad en nuestro país (México) tan solo en el 2015 se reportaron 34,106 muertes por esta causa.



A pesar de ser un problema de salud hoy en día en nuestro país y de ser una causa importante de mortalidad y de discapacidad en pacientes adultos es una enfermedad prevenible casi en su totalidad.

El 85% de los casos de EVC son de origen isquémico, es decir, alguna arteria del cerebro se obstruye por la formación de un coágulo y este tipo de infartos está en muy estrecha relación con factores de riesgo cardiovasculares como: Diabetes Mellitus, obesidad y sobrepeso, hipertensión arterial sistémica, sedentarismo, tabaquismo, hiperlipidemia (colesterol y triglicéridos altos) entre otros. La mayoría de esos factores son modificables, es decir, usted puede tomar la determinación de bajar de peso, dejar de fumar, hacer ejercicio, etc. Y si tiene diabetes o hipertensión, el tomar sus medicamentos de manera regular y seguir las indicaciones de su médico lograrán que tenga estas enfermedades controladas y por lo tanto disminuya factores de riesgo para presentar un EVC. El otro 15% de los casos de EVC se debe a hemorragias (sangrados en el cerebro) y pueden ser por diferentes motivos; desde el sangrado en estructuras profundas del cerebro debido al mal control de la presión arterial, la ruptura de algún aneurisma en las arterias del cerebro, hasta por angiopatía amiloide cerebral (en pacientes mayores).


¿Cuáles son los síntomas de un EVC?


Son muy variables y van a depender del sitio del cerebro que se vea afectado. Puede presentarse desde alteraciones en el habla (no poder entender lo que se nos dice o no poder expresar de manera correcta lo que se quiere), alteraciones de la movilidad (generalmente parálisis o debilidad de una mitad del cuerpo), alteraciones de la sensibilidad, alteraciones de los campos visuales, problemas para deglutir, vértigo que no se quita, parálisis de la mitad inferior de la cara, entre muchos otros.


Si usted o un familiar presenta alguno de los síntomas antes mencionados no espere y acuda a un hospital de manera inmediata, ya que mientras más pronto se atienda el padecimiento más probabilidades tenemos de ofrecer un mejor tratamiento, no espere a ver si los síntomas desaparecen, ya que no lo harán, acuda de inmediato al médico.

¿Si ya me dio un infarto qué se puede hacer?


Ante un EVC antiguo la conducta a seguir es la rehabilitación de las secuelas que haya dejado ese infarto. También su médico le dará medicamentos antiagregantes plaquetarios como la aspirina protect y estatinas, con objeto de tratar de prevenir un nuevo infarto. Además es de vital importancia que se tenga control de las enfermedades de base como diabetes e hipertensión.


¿Cuál es el pronóstico de un EVC?


Va a depender del tipo de infarto que sea (isquémico o hemorrágico) y sobre todo del sitio del cerebro en donde haya ocurrido.

El pronóstico y secuelas es muy variable dependiendo de paciente en paciente.

Recuerde que el presentar un EVC es una condición grave que requiere de atención médica inmediata, no espere a ver si los síntomas antes mencionados desaparecen porque no lo harán, acuda de inmediato a un hospital ya que mientras más rápido se atienda el infarto más probabilidades hay de que deje menos secuelas.


Si te interesa una consulta puedes escribirme a manuel@neurogc.com o comunicarte al (55) 2625-4046 para agendar una cita.

365 visualizaciones0 comentarios

Comentários


bottom of page