top of page
Buscar
  • Foto del escritorDr. Manuel Gudiño

Enfermedad de Parkinson


Seguramente has visto a alguna persona que le tiembla la mano y en lo primero que pensaste es en que esa persona debe de tener enfermedad de Parkinson, pero la realidad es que, así como no todo lo que brilla es oro, no todo lo que tiembla es Parkinson. De hecho, el temblor no es la característica sine qua non de la enfermedad, es decir hay pacientes con enfermedad de Parkinson que no tienen temblor.


El Parkinson es la segunda enfermedad neurodegenerativa más frecuente, después de la enfermedad de Alzheimer, que afecta principalmente a personas mayores de 65 años. Es una enfermedad que está dada por la pérdida de neuronas en la sustancia negra del mesencéfalo (una estructura del cerebro). Las neuronas que se encuentran en la sustancia negra son neuronas dopaminérgicas, es decir, se encargan de producir dopamina. La dopamina es un neurotransmisor que tiene muchas funciones y una de ella es dar continuidad al movimiento, gracias a ese neurotransmisor somos capaces de iniciar un movimiento y de continuarlo, como tomar un vaso de agua y llevárnoslo a la boca por ejemplo. Los pacientes con enfermedad de Parkinson pierden de manera importante la producción de ese neurotransmisor y por lo tanto su movimiento se ve afectado. Podemos decir que el Parkinson es una enfermedad del movimiento.

¿Cuáles son los síntomas de la enfermedad?


El más importante es la bradicinesia (disminución de la velocidad de los movimientos) los pacientes se vuelven lentos, realizan sus actividades en más tiempo del que lo solían hacer, se mueven como en cámara lenta. Ese es el síntoma principal de la enfermedad.


Los otros síntomas cardinales son el temblor, que es un temblor de reposo, cuando el paciente está quieto. Rigidez es otro síntoma, gracias a la rigidez los pacientes se sienten duros, si uno trata de moverles el brazo o la muñeca parece que estuviéramos moviendo una rueda dentada, se va trabando. Y el otro síntoma, que aparece por lo general cuando la enfermedad se encuentra avanzada es la inestabilidad postural, los pacientes tienden a caerse muy fácilmente. Estos pacientes tienen problemas para caminar, caminan con pasos cortos y encorvados hacia adelante, también desarrollan depresión, problemas del sueño, estreñimiento y en etapas avanzadas; demencia.


Una vez que ese proceso degenerativo del Parkinson inicia, éste es irreversible. A la fecha no hay tratamiento curativo ni tratamiento que retrase la enfermedad. Los tratamientos que existen hoy en día son para mejorar los síntomas de la enfermedad, pero dado que la enfermedad continúa avanzando, es importante saber que estos pacientes van a requerir de aumento de dosis de los medicamentos o agregar nuevos medicamentos para seguir controlando los síntomas.


El diagnóstico con el cual hay que diferenciar esta enfermedad es amplio: desde temblor esencial hasta otros padecimientos más raros e infrecuentes.


No olvides visitar a un neurólogo en caso de tener estos síntomas o conocer a alguien con ellos.

Importante decir también que el especialista indicado es el neurólogo, NO el neurocirujano, son especialidades muy distintas que tratan enfermedades muy distintas. En general se tiene la idea que el neurocirujano es un neurólogo que opera y eso está muy alejado de la realidad, las formaciones de cada especialista son muy diferentes y las enfermedades que tratan son también diferentes.





Si te interesa una consulta puedes escribirme a manuel@neurogc.com o comunicarte al (55) 2625-4046 para agendar una cita.

346 visualizaciones0 comentarios

Comentarios


bottom of page